existencia2

Existencia

—No se preocupe, joven. Tal vez esto no es más que un mal sueño. Ya voy a encontrar mi lugar.

Y sin decir más nada, se fue.
Me quedé inmóvil hasta que la señora desapareció tras doblar la esquina.
Por un instante, sentí la necesidad de ir a buscarla, pero el pecho se me oprimía de tan solo pensar en dejar mi hogar y que me ocurriese lo mismo a mí.
Hace muchos días que no logro conciliar el sueño ni salgo de casa.
Tengo miedo de no despertar más.
Pero, por sobre todo, lo que más me aflige es que sigo sintiendo el peso del universo sobre mí.
Me aterra pensar que, tal vez, todo mi existir solo sea parte del mal sueño de una anciana solitaria que siente que el mundo la dejó atrás hace tiempo.

Atentamente: ……………….

Pages: 1 2 3 4

  1. Leo dice:

    Hey amigo. Esta excelente este cuento. De verdad logras poner piel de gallina. Capo

  2. Fernando Muñoz dice:

    Sebastián, me gustó. Me gustó en serio, no es un cumplido. Tenés un estilo que obliga al lector a zambullirse dentro de una película. Y si bien la historia es simple, lo que es en si mismo es una virtud, mantenés a lo largo de todo el relato un suspenso que empuja a seguir leyendo para entender qué es lo que puede estar pasando. Te felicito. Muy lindo cuento. Abrazos.

Respondé este comentario